Nuestra misión: Impactar a la juventud alrededor del mundo compartiendo las noticias de nuestro Jesucristo y discipular y equipar a los creyentes a cumplir la Gran Comisión.

La misión de Impactando a la Juventud en Todo el Mundo incluye el comando para enseñar a todas las naciones e ir hasta los confines del mundo para enseñar a muchos que estén perdidos que hay un Salvador.

Atender y luego enseñarle a las naciones todas las lecciones de nuestra iglesia, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; y ensénenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo. Amén. –Mateo 28:19-20

Un objetivo del ministerio es que ninguno que escuche el mensaje en nuestros campamentos se pierda, y que cada campista entienda la necesidad del arrepentimiento y su necesidad del Salvador.

El Señor no se demora en cumplir su promesa, como algunos dicen; sino que es generoso con ustedes, y no quiere que se pierda nadie, sino que todos procedan al arrepentimiento. –2 Pedro 3:9

Los campamentos de Tierras Altas tienen una historia de trabajo con las iglesias y ayudando a construir iglesias en distintos países. Sin embargo, nuestro nuevo enfoque es hacia los perdidos trayendo niños de escuelas públicas a los campamentos. Otros esfuerzos se han ofrecido a los padres, maestros, e incluso algunos administradores de las escuelas para que asistan a los campamentos. Programas incluso han comenzado en México para que los agentes de la policía atiendan los campamentos.

Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento. –Mateo 9:13

Los ministerios en los campamentos de Tierras Altas elevan a los campistas con el mensaje de que Dios no quiere que seamos pobres, pero que la vida cristiana es para ser disfrutado ricamente. Los campamentos están muy bien situados y paisajístico. Los campistas aprenden que la vida cristiana es una vida deseable.

A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos; –1 Timoteo 6:17

This post is also available in: Inglés